<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=530636&amp;fmt=gif">

¿Son útiles realmente los incentivos para dinamizar las ventas?

son-utiles-realmente-los-incentivos-para-dinamizar-las-ventas

¿Son útiles realmente los incentivos para dinamizar las ventas? Esta puede ser la pregunta que se haga un responsable de marketing o un gerente cuando esté pensando alguna forma o  técnica para dinamizar y aumentar el ratio de ventas de sus campañas online, offline o simplemente necesite algún revulsivo para activar el interés de una red de venta.

¿Merece la pena hacer un desembolso extra al principio esperando un retorno mayor?

Si lo analizamos a nivel teórico nos podemos encontrar con lo siguiente para justificar este "acto de fe" previo:

  1.  El cliente por poco que se encuentre con un incentivo mínimamente atractivo, valora el hecho de ser recompensado de entrada, aparte del producto o servicio que esté contratando en ese momento.
  2.  El incentivo puede declinar la balanza en el caso de que el cliente encuentre dos ofertas parecidas, una con incentivo y otra sin él.

A nivel práctico y entrando en cifras que validen estas teorías, destacamos que en España por ejemplo un 35% de las grandes y medianas empresas invierten un 5% de media de su presupuesto en marketing de incentivos, con la firme intención de notar un incremento sustancial en las ventas registradas.  Al año siguiente mantienen su gasto en esta materia, cosa que nos hace entender que al hacer un estudio de rentabilidad del mismo las cifras resultantes son positivas.

Otros datos importantes derivados de una campaña de este tipo son, por ejemplo, un 31% de usuarios que se relacionan con la marca y el incentivo a la vez o un 9% de los usuarios que se relacionan con la campaña únicamente por el incentivo. Esto nos dice que hay personas que sólamente por el incentivo se les genera una nueva necesidad de compra en el momento del impacto.

Hay que poner el foco también en los beneficios del marketing de incentivos:

  • Como estrategia de marketing interno para aumentar la productividad en tareas administativas de algunos trabajadores.
  • Como incentivo en contratación de un producto o servicio.
  • Como base de un programa de fidelización de clientes. Cuidar a estos clientes puede ser la base para aumentar la rentabilidad de la empresa.

Se puede comprobar a simple vista como los usuarios o clientes valoran este tipo de acciones y cómo las empresas siguen apostando por esta vía año tras año. Sin olvidar los múltiples usos que se le pueden dar a este tipo de incentivos como pueden ser un bono de hotel, un crucero o billetes de avión con un buen surtido de destinos.

New Call-to-action

 

Deja un comentario