<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=530636&amp;fmt=gif">

Cómo lograr el posicionamiento de una marca

 Cómo lograr el posicionamiento de una marca

Se podría decir que el posicionamiento de una marca es un branding bien realizado. Hemos hablado de instalar una idea en la mente de los usuarios, pues el posicionamiento es el éxito de esa instalación. El posicionamiento es la consecución de la asociación de una idea, o conjunto de ideas, a una marca.

¿Cuál es el coche más seguro? ¿Cuál es la empresa tecnológica que te hace pensar diferente? ¿Cuál es la chispa de la felicidad? Seguro que con estas cuestiones se nos viene a la cabeza un logo, un nombre o un eslogan. Esto es lo que verdaderamente nos permite diferenciarnos de la competencia.

Conocer la identidad de la marca

Al igual que ocurre con nuestra vida personal la identidad no nos viene dada por nacimiento, sino que se va forjando con las experiencias y los años.

Cuando fundamos una empresa normalmente tenemos unos objetivos más o menos claros, pero casi nunca definidos en su totalidad. Esto es perfectamente normal, pues no es lo mismo tener un proyecto en un papel, que hacerlo realidad y enfrentarnos a nuestros usuarios.

Así que lo más corriente es ir pivotando hasta encontrar nuestro hueco. Esto no quiere decir que el carácter de nuestra empresa no deba estar presente desde los inicios, sino que es matizable.

Puede que nos lleve días o puede que nos lleve años, pero lo que sí tenemos que tener claro cuanto antes es a quién vamos a vender, es decir, cuál es nuestro público objetivo.

Solo cuando lo conozcamos, tendremos capacidad para establecer nuestras metas empresariales.

El objetivo: ¿qué queremos conseguir?

Vagar sin rumbo no es aconsejable si lo que buscamos es alcanzar el éxito. Esto, que puede ser aplicable para la mayoría de los cosas, lo es más aún en el marketing.

Un objetivo es como un faro que nos indica donde está el puerto. Sin en él podríamos colisionar con las rocas o, simplemente, no llegar a nuestro destino.

Si sabemos quién es nuestro público, debemos conocer qué perseguimos con cada acción.

¿Pretendemos incrementar las ventas, mejorar la imagen de marca, darnos a conocer?

Principales estrategias de posicionamiento

Una vez tenemos claro cuál es nuestro objetivo, estamos en disposición de elegir cuál será nuestra estrategia de branding para posicionar nuestra marca. Tradicionalmente hay 7, pero pueden existir tantas como queramos. Nosotros vamos a tratar una lista un tanto alternativa.

Estilo de vida

Si tenemos claro que queremos dirigirnos a un público con una manera definida de entender la vida, podemos centrarnos en este tipo de estrategia. Para ello debemos conocer al público al que nos dirigimos. Puede ser un grupo de personas que le guste la tranquilidad, las aventuras, los viajes, etc.

Calidad

Es uno de los atributos más perseguidos por las marcas de gama media o alta. La calidad es sinónimo de fiabilidad. Alguien que dispone de un producto bueno lo recomienda y esa marca en poco tiempo puede justificar un precio elevado.

Precio

Las marcas que eligen una estrategia basada en el precio, deben posicionarse en uno de los dos polos. El precio prohibitivo será sinónimo de exclusividad, mientras que el económico lo será de accesibilidad.

Con este último hay que tener especial cuidado, pues los precios del mercados son muy volátiles y la entrada de países con menos requisitos legales, económicos y la nula protección del derecho de los trabajadores, puede ocasionar que, de un día para otro, todo lo construido se derrumbe. Hay que tener en cuenta, además, que las llamadas marcas lowcost suelen ser estigmatizadas por su baja calidad, una etiqueta muy difícil de quitar.

Competencia

Esta táctica se basa en analizar a la competencia y conocer los puntos en los que nuestra marca puede ser superior. Normalmente se trata de desmontar a una firma mejor posicionada, ya que no tendría mucho sentido hacerlo con una con menos notoriedad.

Suele usarse mucho en los productos alimenticios o bebidas, que juegan con el sabor, diciendo que el suyo es mejor que “X”, ¿conoces alguno?

Beneficios

El producto se posiciona en base al beneficio que produce. Por ejemplo, Fairy dice limpiar muchos platos con poca cantidad.

Características de un producto

Esta táctica se basa en informar de las características de un determinado producto, para que sea el propio comprador el que las compare con otros.

Una marca de móviles puede promocionarse perfectamente con esta estrategia. De hecho, las páginas de comparativas de especificaciones técnicas están en auge.

Recuerdo de experiencias positivas

Hay empresas que juegan con la nostalgia y con momentos agradables que recuerdan a su marca. Pensemos en un dulce navideño, la familia unida y la felicidad de esas fechas tan señaladas. Muchas veces la experiencia positiva se produce sin quererlo, pero la persona que la disfruta suele recordar la marca con aprecio de por vida.

Otras veces, en cambio, son las propias marcas las que pueden incentivar momentos memorables, ya sea mediante publicidad o propiciando ese evento memorable.

Independientemente de la estrategia que se elija, debemos conseguir que ésta nos permita obtener un rasgo distintivo. Si lo conseguimos, nuestra estrategia para posicionar nuestra marca habrá sido un éxito.

Deja un comentario